Los Simpson

Los Simpson


Homero     Marge     Bart     Lisa     Maggie

 

En 1974 se enamora de Marge Bouvier.

Marge queda embarazada de Bart cuando Homer estaba trabajando en un campo de minigolf y los dos se casan en una pequeña capilla de bodas al otro lado del estado. Para mantener a su esposa y al hijo que venía en camino, consigue un trabajo en la planta nuclear de Montgomery Burns como inspector de seguridad. Como Homer llegó a trabajar en la central nuclear se convirtió en un chiste recurrente durante las primeras temporadas y las explicaciones dadas al respeto cambiaban de episodio en episodio.

Poco después, Marge se queda embarazada de Lisa y la pareja se compra su primera casa. Al acabar de pagarla, Homer comienza a trabajar en un bowling  pero Marge se queda embarazada de Maggie poco después de comenzar su nuevo trabajo y, al no poder mantener a su familia, vuelve de nuevo a la planta nuclear.

  Marge representa el papel de madre trabajadora, cariñosa, paciente y devota, normalmente despreciada por sus hijos y cuyo marido no la escucha. Por un lado, ella reconoce que este distanciamiento de sus hijos es la actitud que suelen adoptar a esta edad, mientras que por otro, se encarga de inculcarle unos valores y unas perspectivas morales de los cuales Homer hace caso omiso. Por regla general, cuando Homer ignora los consejos de su mujer, él acaba metiéndose en algún lío. En cualquier caso, Marge quiere mucho a su familia y con su marido se muestra como una gran amante, especialmente en situaciones pintorescas o con riesgo de ser descubiertos. Ha desarrollado una mayor confianza con Lisa, probablemente debido a que es chica, mientras que Bart se suele avergonzar mucho más de ella. Maggie siente un gran apego por su madre, debido al tiempo que pasan juntas.

Ama a Homer dado a que ha desarrollado una insana capacidad para pasar por alto las estupideces que comete, pero de todas maneras su paciencia es finita. Ha estado más de una vez a punto de abandonar a su marido cuando éste no le ha dado muestras de amor pertinentes, la ha avergonzado o ha realizado acciones que han puesto en peligro a otras personas.

 

  Bart es un niño de diez años travieso, simpático, desenfadado y con una gran energía. En la escuela, discrimina a los niños más inteligentes que él y se junta con los más gamberros, cosa que le provoca numerosos castigos. Esto le suele causar dilemas cuando se ve forzado a defender a su hermana "empollona" en público.

También, como jovenzuelo piensa que "las chicas dan asco" y, aunque no desdeña buscar el amor, prefiere que no le vean relacionándose con ellas. Bart también es reacio a darle muestras de cariño y afecto a su hermana, aunque la quiere incondicionalmente, y Lisa se las suele sonsacar a regañadientes como parte de chantajes o tratos. Los rasgos más destacados del carácter de Bart son su picardía, rebeldía, falta de respeto por la autoridad, ingenio agudo y su capacidad de liderazgo. Por ello, su mejor amigo es Milhouse, que hace que Bart se sienta mucho más popular.

 

  Lisa es lista, curiosa y ambiciosa y demuestra ser el miembro de la familia con más conocimiento intelectual, sobre todo en ámbitos académicos. Lisa valora su integridad pero es sumamente competitiva con un continuo afán de superarse. A pesar de su rebelión contra las normalidades sociales, de vez en cuando suele pecar de vanidosa, egoísta, creída o arrogante. Aun con su intelecto, Lisa ha recibido, al igual que Bart, detenciones y castigos un gran número de veces, generalmente por su actitud rebelde y antisocial, que es capaz de avergonzar profundamente a figuras de autoridad al mostrarles los errores que cometen. A su joven edad, desarrolla una rectitud moral que cree que es apropiada para todo el mundo y la predica e inculca, no con mucho éxito entre la sociedad de escasa ética con la que convive. Por esto, es con su madre con quien mejor conecta, aunque Marge está mucho más escarmentada y resignada que Lisa debido a su edad y larga experiencia en el mundo real.

 

  Maggie representa el papel de un bebé desatendido en una familia disfuncional, que ha tenido que desarrollar una forzada autosuficiencia. De todas maneras, como bebé, siente un gran apego por su madre, en contraste con su padre, quien le presta muy poca atención, llegando a olvidar que existe. Esto también refleja los roles domésticos que desempeñan los padres en la familia, anclados en los típicos valores y preceptos patriarcales y occidentales. Maggie es impresionable e influenciable por lo que le rodea, cosa que junto a su destreza la volvió peligrosa, llegando a golpear con un martillo a su padre en imitación a los dibujos Tom y Dally. Maggie también encarna a veces un rol paralelo al de Lisa, el de bebé con grandes posibilidades para el futuro, pero limitada por la situación económica de su familia y la subestimación que recibe por parte de su familia.

 

Libro de visitas